Mi gran noche

Pasa en la vida que existe esa persona a la cual le tenemos muchas ganas. Nos podemos haber acostado con otros seres humanos, haber probado nuevas lenguas, sabores, sensaciones y diferentes tipos de clímax  y maneras de llegar al orgasmo. Pero siempre queda el recuerdo de aquella persona con la cual (y esto es lo más trágico) siempre quisiste, pero por cosas de los astros que escapan de tu control de simple mortal, no pudiste concretar la situación.

Entonces, un día te llama y te dice que vayas a su casa, que quizá  puedan pasar la noche. Y en tu cabeza comienza a sonar esa canción ridícula y precisa de Raphael “Qué pasará, qué misterio habrá, puede ser mi gran noche lai lai lai lai”. Es la oportunidad que has estado esperando durante tanto tiempo, solo tienes un pensamiento: No la cagues.

Llegas a la casa de la persona en cuestión y cómo eres tan lorna y quieres hacerlo todo bien, compras donuts para que coman felices antes de lo esperado con tanto anhelo. De pronto, deciden que el vino combina perfectamente con las bolitas circulares llenas de azúcar. Entonces, sientes que todo comienza a fluir. Sí, todo. If you know what I mean.

El vino, el azúcar, los labios, la cama, la ropa que falta, los roces, la piel. Sientes un toque de nervios, pero nada que no puedas controlar. Todo te está estimulando, dejas que tomen la guía porque así es mejor, a veces. Lengua, besos. Orgasmo. Sí.

Pasan la noche, aparentemente todo bien. Estás feliz. Por fin: YOU DID IT. Vas a tu estúpida práctica de la universidad que no puedes perder ni por quedarte durmiendo un poco más en la cama dónde pasó everything last night.

A continuación, conversan por cualquier medio tecnológico que pueda existir en la actualidad.

–          Hola, la pasé bien. ¿Tú?

–          Hola…sí. Estuvo bien, pero no me gustaría volver a hacerlo.

–          ¿Cómo?

–          Sí, es que creo que soy asexual

JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAT. Te sacaron la carta bajo la manga. El cuento chino. SI JUAN. Eres asexual. SURE.

La típica excusa que pone la gente cuando tiene bad sex. En la actualidad, comúnmente usada por las chicas all over the world. No te la creas. Si te dice que es asexual, tu desempeño en la cama fue más que paupérrimo, fue un desastre, una verguenza para la raza humana   y para todas las razas. Así que mamita/papito sigue practicando en el arte del sexo. Mira que dicen que la práctica hace al maestro.

Anuncios