Los 10 fails del amor

Porque siempre necesitas amigas que miren como la cagas.

Porque siempre necesitas amigas que miren como la cagas.

Cuando estás soltera, siempre hay alguien por ahí rondando el territorio (o sea, pulseando). Esos gilazos que te invitan al cine o a comer. También los amores pasados que vuelven de forma esporádica y casual. Pero como eres una flaca tan afortunada, cada situación amorosa en tu vida se convierte en un fuckin’ fail porque todo es tan irónico y jodidamente contradictorio. Aquí, algunos casos:

1) Le gustas al chico que no es tu tipo en lo absoluto: tiene ‘buenos sentimientos’ y toda esa mariconada. Te adora. Es del tipo que te va a recoger y te deja en tu casa. De los que se ponen en el lado derecho de la vereda para protegerte de las combis asesinas. De los que son considerados y te saben esperar. Pero oh wait…no te hace reír, no te soprende, ni siquiera intenta porque no sabe cómo. Le das una oportunidad. Se pone intenso. Huyes. Se siente usado. Se aleja. Estás triste. Sientes que te has portado mal, que lo quisiste querer, pero no supiste cómo porque tienes un carácter demasiado jodido y él te parece débil.

Se dejan de hablar. Te comienza a odiar. FAIL.

2) Le gustas al chico que podría ser tu soul-mate pero eres muy marica: al principio simplemente estaba en tu friendzone porque no era tu tipo físicamente. Pero, te encanta pasar tiempo con él. Es ocurrente, divertido, exitoso y leal. Has descubierto lo genial que es y lo respetas por quien es y por lo que la logrado. Lo llegas a adorar y sentir que es una de las personas más importantes en tu vida. Tu corazoncito dice que, de alguna manera, se complementan, que con él sería todo tan fácil, pero por eso mismo huyes. Porque eres muy joven y primero quieres destrozarte un poco el corazón (sabes que tienes karma que pagar) con aventuras y tu instinto te dice que no es el momento. Además, todo podría destruirse si es que empiezan una relación y no funciona y no gracias, simplemente lo adoras demasiado. No podrías perderlo. Funcionaría, pero no ahora. ¿Alguna vez? FAIL.

3) Te gusta el chico de la incertidumbre hecha hombre: tú eres una chica fresh y todo bien. Todo relajado. Sabes separar el sexo de los sentimientos y sabes cuando es solo cosa de una noche. No te haces problemas, dramas, ni rollos existenciales. Pero, está ese pata con el cual eran amigos porque tenían tantas cosas en común (sarcasmo, música y esa clase de idioteces) y todo empieza como la mayoría de historias. Están un día en su casa solos y agarran, casi tiran, pero no. Lo peor de todo es que te quedaste con las ganas. Lo comienzas a pensar, sientes que debes hacer algo, pero él está como si las huevas. Para él todo bien. ¿Le importará? ¿Se destruirá nuestra amistad? No sabes dónde estás parada o qué hacer. ¿Es algo más?

Una madrugada lo llamas. Oye, vivo en el poto del mundo. ¿Puedo ir a tu casa? Claro. Todo bien. Una habitación. El trago. La soledad. Te lo tiras. POR FIN. POR FIN. Al día siguiente te dice que tiene que salir, pero que estás en tu casa. ¿Y los besos por la mañana? ¿Y el desayuno en la cama? FAIL.

4) Te gusta la persona con la que jamás pasará nada: veamos, físicamente resultas atractiva. Tienes a unos cuantos patas por ahí rondándote, invitándote a salir, llamándote, pero NO. A ti te tiene que gustar la persona con la cual sabes que naranja huando. Tienen una amistad. De hecho, se quieren, o bueno, al menos sabes que tu sientes cariño, respeto, admiración y que su sonrisa es bastante linda, la verdad. (Bueno, ¿te traigo un puto babero?) pero eso es todo. NO MORE. Está claro que tienen intereses completamente distintos y que aunque todos los caminos lleven a Roma, en los suyos jamás habrá ninguna maldita intersección. No, no te equivoques, todo ese cariño es cultural. Está bien. Te dices a ti misma que la vida es estúpida y bastante irónica. Bloqueas la idea de todo porque 1) no quieres tener cara de imbécil (a pesar de que ya lo eres) cada vez que te das cuenta que descubre justamente lo que estás pensando. 2) tienes cariño y sabes que solo es un crush y es superable. Lo haces y sigues con tu vida porque, de todas las personas en el mundo, tienes que elegir a la que no te da bola. FAIL.

5) Te gusta el chico que es tu versión masculina: comparten el mismo estúpido sentido del humor, ven las mismas series, y hasta les gusta el maldito mismo sabor de helado. Son el dúo perfecto para gastar bromas a la gente y hasta parecen cómplices. Sí, todo genial, hasta que claro. Te pones intensa. Y ¿recuerdas cómo salías corriendo en la dirección opuesta cuando alguien demostraba mucho afán contigo? ¿Cómo te bloqueabas y cerrabas toda posibilidad porque “querías ir super fresh”? Ahh ya. Ya recordaste. Te cuento que, como él y tú se parecen tanto, él hace EXACTAMENTE lo mismo. Será que “las mismas piezas no completan el rompecabezas” (¿?). FAIL.

6) Vuelves al chico con esa asquerosa familiaridad. Sí, el ex: Han tenido una relación súper larga e intensa. Si no ha sido larga, de todas maneras ha sido intensa. Se conocen. Han visto películas los domingos abrazados y te ha hecho el desayuno por las mañanas. Han pasado tantas cosas juntas (y cuando digo ‘cosas’ me refiero a que han terminado y vuelto más veces que las que Marco buscó a su mamá). Si bien es cierto, tú la has cagado antes (amiga, deja de ser infiel) pero han conversado, ido a terapia y todo eso que hacen las parejas que no quieren aceptar que ya fue y han decidido *redoble de tambores*: EMPEZAR DESDE CERO.

¡Sí, Juan! Amigos, eso es más falso que el cacharro de Karen Schwartz. (KAREN, YO SÉ QUE TAMBIÉN TE OPERASTE EL PELO. DEJA DE HACER COMERCIALES DE SHAMPOOS).  Justo cuando tú estás lista para entregarlo todo (algo que hace 4 años debiste hacer, estúpida) él decide que…necesita vivir, “experimentar diferentes situaciones” (traducción: tirarse a chicas y chupar todos los fines de semana con sus patas). ¿Y la terapia? ¿Y las promesas? ¿Y el anillo de compromiso? ¿Y LOS PLANES, MALDITA SEA? FAIL.

7) Aparece el príncipe de tus cuentos de hada, excepto que: sale completamente de la nada. ¿Esto es real, Zeús? Parece que es todo lo que quiero/espero en alguien. Es atento, cariñoso y no me hace sentir como el pata de la relación. Creo que esto podría funcionar. Pasan las semanas, descubres que el sexo es bueno. Todo marcha viento en popa, pero (ag, ¿no odian que siempre haya un ‘pero’?) al menor problema que puedan tener, te hace todo un drama. “¿Por qué estás rara? ¿Qué te pasa? No entiendo. ¿QUÉ HA CAMBIADO, MI AMOR?”. Ehhh…¿dijiste algo sobre no ser el chico? No solo hace un drama si no que también demuestra que es un inseguro de lo peor. Servida, amiga. FAIL.

8) Te gusta la manipulación hecha hombre: su relación o lo que sea que hayan tenido, fue un embrollo lleno de idas y venidas, pero la verdad es que el hijo de puta te ha marcado. Sí, él tiene ese -algo especial- que te vuelve loca. Pero tú sabes (porque no eres ninguna cojuda) que creerle algo a él es como pensar que los lentes que venden los ambulantes son ‘Ray Ban’. (YA PUES, AMIGA) Como el tipo decide irse con otra chica, decides olvidarlo y comienzas a salir con otra persona. Pero ohhh. No contaste con su astucia: su flaca lo termina y de inmediato te busca. Dice que lo perdones, que te quiere (tirar), que él falló. En un mundo ideal, él sería tu match perfecto, pero esto es la vida real y sabes que para manipuladores, ya suficiente contigo misma. FAIL.

9) Te gusta el pata que nunca se atreverá: sería injusto decir que este chico tiene ovarios. Es un tipo listo, divertido y te hace reír. (¿qué más se necesita?) y se pone súper filin contigo porque…digamos que hace MIL AÑOS que se muere por ti. Es una buena opción para que te tranquilices y representa una nueva oportunidad de tener algo fresco y bonito. Tú lo sabes. Tienes al pata considerado, divertido e interesante en un solo paquete. Yastáya…excepto que. (Maldita seas oe) No puedes dejar de pensar en el otro huevón que te caga el cerebro, con el que probablemente no pasará nada porque los dos están flotando en el espacio de la casualidad y ninguno da nada por sentado. ¿Por quée? ¿Por qué la necesidad de joderte la cabeza? Ya fue pues. FAIL.

10) Te dejan por un desculada: Un día tus amigos y tú deciden destruirse de una forma rápida, barata y efectiva. Te lo presentan. Alquilan todos un cuarto de motel. Compran vodka y bueno, ya sabemos la historia. Resulta que el chico que conociste en esa borrachera te pareció lo bastante guapo e interesante, así que deciden comenzar a salir. Todo marcha bien y te parece una EXCELENTE idea presentarle a tus primas. TOTAL? SON COMO TUS HERMANAS. (Perras). Un día pasa por tu casa y se conocen. TODO BIEN…hasta que coges tu teléfono y ves un mensaje: “Lo que pasa es que me gusta tu prima”. Felizmente el tipo pintaba bien. FELIZMENTE los sabes elegir. FAIL.

Estas son algunas situaciones en las que sientes que la vida, efectivamente, te está trolleando. (Dame lo que quiero, estúpida) Te pone las trampas más cojudas y tu siempre caes. Pero no te preocupes, amiga, a todos nos pasa. Solo que ahora es mejor que aceptes que tienes un gran “FAIL” escrito en toda la cara.

Anuncios

7 pensamientos en “Los 10 fails del amor

No te vayas sin comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s