Las mujeres y los códigos femeninos

Puta madre.

Puta madre.

 

Todos los individuos de esta sociedad se manejan por códigos. Es la clave para vivir en armonía, encarcelar a los salvajes y a los indisciplinados que quieran atentar contra la paz colectiva.

Cuando los círculos sociales son más pequeños, dichos códigos se vuelven más precisos y resultan claves para cada relación humana. Para empezar, ¿qué coño es un código? vamos con el significado. Ayúdanos, RAE.

“Combinación de signos que tiene un determinado valor dentro de un sistema establecido.”

Las mujeres y más aún, una amistad entre mujeres, cuenta también con estos parámetros de signos y claves que no debes romper si es que quieres preservar a esa persona que ha sido tu confidente, eterna compañera de chupetas, jodas, rajes, viajes y aventuras exóticas junto a compañeros extraños. (Uy sí, wild one).

Aquí algunos cuantos. Son implícitos, pero a veces se nos pasan.

Sigue leyendo

Anuncios

10 saludos de cumpleaños que estás cansado de escuchar

“Dicen que es tu cumpleaños. Así que me gustaría que bailarás. Da el paso del chá chá chá”, esa era la manera en la que los Beatles saludaban a alguien por haber nacido.

Pero, lamentablemente, nosotros – burdos y simples mortales sin genialidad ni buenas ideas – no tenemos tantas cosas interesantes qué decir a alguien cuando cumple años. Claro, haces tu rutina de entrar a Facebook en la mañana, ves el nombre de esas personas al lado de un diminuto icono de paquete de regalo y dices:

“Oh, es el cumple de fulanito/meganito. ¿Quién joraca es? ¿Lo conozco? Bueno, seré una buena persona, cultivaré valores humanos en mí y haré clic en su nombre para que me salga una ventanita al lado y pueda escribirle la primera línea que se me venga a la mente”.

La/él cumpleañera/o en cuestión recibe vaaarios saludos. Todos son tan SUPER CREATIVOS (en serio, chicos, andan perdiendo dinero). Algunas cosas que estás jodidamente cansando de escuchar en el fucking día en que saliste de la placenta de tu vieja: (yo sí sé lo que es nacer de una mujer)

1. La palabra onomástico

estoy confundida.

2. Leer “HB” es tan emocionante

1

No saben cuanto

2

3

 

3. “Qué sigan los éxitos”

De todas maneras.

4. Te – lo – mereces

edit-4879-1409862865-10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5. Vibras

 

6. Disfrútalo

lo siento, ¿dijiste algo?

 

7. Pásala genial/chévere/paja/lindo/súper

 

8. Feliz cumpleaños

 

9. Que Dios te bendiga

Lo siento, creo en Alá.

Así rezo.

 

10. Sigue así

 

Ok, después de esto, creo que nunca nadie me volverá a saludar por mi cumpleaños, ¿verdad? 😦

Eso me pone tan triste.

Pobre presidente Obama. A él también le duele.

Los quiero. Gracias por todos los saludos. Aunque en esta ocasión faltó uno importante.

Besitos.

5 consejos para dejar de perder objetos (o dinero)

Después de haber perdido miles de soles (no es broma) de la forma más cojuda e insensata que te puedes imaginar, creo que tengo un poco de autoridad para ofrecer algunos pequeños tips, que quizá a ti, que eres tan despistado, volado y ahuevonado como yo, te pueden servir para dejar de regalar dinero al mundo.

Ok, está bien. No soy tan cojuda, solo soy seriamente despistada. Pero ya dejaré de decirlo porque, según mi viejita, eres lo que declaras: así que ya no debo de decir lo  mismo.

(No soy despistada. No soy despistada. No soy despistada *escribe 100 veces en su cuaderno rayado*)

1. Cuando te quites de viaje, nunca cargues con toda tu plata: Fácil esto te parecerá una cosa obvia y hasta consideras que es estúpido que lo mencione pero, después de haber extraviado 700 dólares, CREO QUE tengo la responsabilidad dejártelo bien clarito, papacito/mamacita.

Sigue leyendo

“¿Qué he hecho para merecer que los gays quieran casarse?”

Salir del clóset con tus viejos a los 19 años nunca es algo fácil. Al menos para mí no lo fue. Se enteraron porque una de mis hermanas le mostró a mi mamá una foto en la que mi chica y yo estábamos agarrando (sí pe, recontra cursis. Y QUÉ, BITCHES?). Mi vieja se volvió locaza. “¿QUÉ HECHO YO, DIOS, PARA MERECER ESTOOOOOO, QUEEE?” Miedo total. Mi papá, por el contrario, siempre controlador y distante, me miraba sin decir nada. Me miraba con clara decepción en sus ojos (¿acaso asco?). “¿Qué te pasa, Lucero? ¿QUÉ TIENES?”. ¿Estaba enferma o qué?

Eran los ojos de un hombre que no sabía qué hacer. Un hombre que odiaba el momento en el que se tuvo que enterar que su hija era gay. No tanto porque la hija era gay, sino porque su mujer sufría por ello.

Sigue leyendo

6 tipos de chicos con los que jamás debes salir

6 tipos de chicos con los que jamas debes salir ruloza

No me responsabilizo por la estupidez de esta foto.

“Hay muchos peces en el mar” reza un dicho popular. Y es la tru de las trus. Pero como a veces eres medio bestia o ya…’desafortunada’, pescas justos aquellos pecesitos que, al comerlos solo te darán un sabor desagradable al paladar.

Aquí, una lista de 6 tipos de chicos (dudo que se puedan llamar “hombres”) con los que NEVER debes involucrarte sentimentalmente. I mean: NEVER.

1. El “too-good-to-be-true”: Veamos. Es un buen chico, es cierto. Excelente hijo, mejor amigo de todos, incondicional para las personas cercanas, sonrisa del millón, confiable, divertido, inteli…ah esperen. Me cansé de dar cumplidos. Sí, este chico es perfecto. Entonces ¿cuál es el maldito problema? ¡Que es perfecto! Y realmente, amiga, con lo desastrosa que eres y todos tus relationship issues y más mierdas que tienes en la cabeza, tu relación nunca podría funcionar con él.  ¿Por qué? Porque él sería tan perfecto que a ti te tocaría hacer todas las cagadas, lo que llevaría a que te sientas terrible y a conseguirte el infinito desprecio y desaprobación de todos sus amigos en común. Encima, te quedas #foreveralone y serían llamada #laSinAmigos. ¿Te das cuenta?

Sigue leyendo

Año Nuevo 2014: las fuckin’ resoluciones

20131231-211336.jpg

No. No te voy a decir “es el último martes del 2013″ (bitches, todos tenemos calendarios. Relajen, Rebeccas Black). Tampoco te voy a decir que hagas un cuadro comparativo de tus cons y pros de tus actos (eres una basura con buenos sentimientos. Ya te creímos) o analices tu año para arrepentirte de todas tus malas decisiones y jures no volver a tomarlas (la vas a volver a cagar. Cuanto más antes lo aceptes, mejor). Lo que te voy a decir desde mi humilde punto de vista (dije ¿”humilde”? A quién estamos tratando de engañar?) es que mires atrás los 365 días que ya se quitaron y te des cuenta de cuanto aprendiste, hueviaste, jodiste, cuantos corazones rompiste (deja de jugar con los sentimientos de la gente oe, basura), cuantos libros leíste (leer, no poner el libro en tu regazo y seguir con tu smarfon) con quienes te cagaste de risa hasta que te comenzó a doler el estómago y querías hacerte la pichi, que miedos superaste, cuantas veces tuviste el valor para aceptar tus errores y metidas de pata y decir “ya fue. Pasemos la página”. Cuantas veces no llegaste a tu casa por borracho Y NO AVISASTE QUE ESTABAS VIVO, que lugares conociste, cuantas veces te llego al pincho todo y dijiste “me largo”, cuanto viviste.

Sigue leyendo

Los 10 fails del amor

Porque siempre necesitas amigas que miren como la cagas.

Porque siempre necesitas amigas que miren como la cagas.

Cuando estás soltera, siempre hay alguien por ahí rondando el territorio (o sea, pulseando). Esos gilazos que te invitan al cine o a comer. También los amores pasados que vuelven de forma esporádica y casual. Pero como eres una flaca tan afortunada, cada situación amorosa en tu vida se convierte en un fuckin’ fail porque todo es tan irónico y jodidamente contradictorio. Aquí, algunos casos:

1) Le gustas al chico que no es tu tipo en lo absoluto: tiene ‘buenos sentimientos’ y toda esa mariconada. Te adora. Es del tipo que te va a recoger y te deja en tu casa. De los que se ponen en el lado derecho de la vereda para protegerte de las combis asesinas. De los que son considerados y te saben esperar. Pero oh wait…no te hace reír, no te soprende, ni siquiera intenta porque no sabe cómo. Le das una oportunidad. Se pone intenso. Huyes. Se siente usado. Se aleja. Estás triste. Sientes que te has portado mal, que lo quisiste querer, pero no supiste cómo porque tienes un carácter demasiado jodido y él te parece débil.

Se dejan de hablar. Te comienza a odiar. FAIL.

Sigue leyendo

Hay mucho ruido en Francia

Ustedes saben que dicen de la espontaneidad, ¿no? ¿No saben? Yo tampoco. Pero voy a empezar un dicho. ¿Por qué? PORQUE ES MI BLOG PUES. YA. Entonces, como seguía diciendo: la espontaneidad es eso que pasa cuando menos te lo imaginas (Broder, qué profunda voy hoy día) sin planes, sin compromisos, sin horarios. Solo pasa.

Una noche te reunes con tus amigas, pero vamos a aclarar que no son las chicas normales. NO. Tú, especialmente, tienes amigas que al parecer tienen cerebro masculino y unos ovarios que, de la nada, aparecieron ahí.

Van a un club nunca antes conocido por ti. La música es experimental. Mezcla de electrónica con reagge, rap. ¿Tal vez cumbia? No tienes ni puta idea, pero bueno hagamos chancha para el ron. Lánzala. Ah genial. Bailas rico. Te ríes. Te tomas fotos. Eres feliz. Lalala. Bailemos abrazadas. Oye, qué high estoy pues. Sí, me-doy-cuenta. Está bien. Esta noche te dejaré vivir. Gracias. Mueves tu cuerpo. Esa sensación que la música te lleva y tú te entregas fácil. Sí, a la música HE DICHO.

Sigue leyendo

Momentos que saben a Pisco Shots

Pisco Shots con Guaro (trago colombiano que hace que todo te parezca 'guapo'). Foto: Carolina Quintero.

Pisco Shots con Guaro (trago colombiano que hace que todo te parezca ‘guapo’). Foto: Carolina Quintero.

Después de muchos meses de sobriedad, a cualquiera le da ganas de estar ebrio. Sí, el problema es cuando estás demasiado ebrio y demasiado seguido.

Porque vamos, admitámoslo, cuando se juntan más de tres personas en un departamento y es viernes por la tarde (o martes) ¿qué otra cosa se puede hacer? Drink it up, bitches.

Hay algunos momentos memorables que se viven cuando estás ebrio repetidas veces (y días seguidos) y con personas que, de pronto, se vuelven jodidamente especiales.

  • El momento en el que todos comienzan a desgraciarse la conciencia con una bebida específica. Todo está bien, hasta que una persona comienza a retar al grupo a hacer shots de trago corto. “PISCO SHOTS. PISCO SHOTS”. Todo se fue al infierno.
  • El  momento en el no quieres aceptar que ya no hay trago y vas en busca de alcohol medicinal.
  • El momento en el que alguien se pone filin porque está lejos de su familia, tierra y costumbres y llora.
  • El momento en el que las personas que están a su lado la abrazan. Borrachos. Felices.  Sigue leyendo

¡Oops…! Me acosté con mi ex

Vince Vaughn y Jennifer Aniston en 'The Break-Up'

Vince Vaughn y Jennifer Aniston en ‘The Break-Up’

Existen dos clases de personas en este mundo: las que terminan con alguien y acto seguido proceden a eliminarlo de Facebook, Twitter, Instagram, Wasap, Line, y mil redes sociales más que te quitan horas y horas de productividad (bitch, please. Ya avanza esa maldita tesis); y las personas que, cuando terminan con alguien, siguen hablando con su ex porque lo consideran su “amigo” (sí, Juan).

Vamos a enfocarnos en la segunda clase de personas. Ellos terminan, pero a la semana siguiente de ‘haber dado todo por culminado’ (así como diste por culminado dejar de tragar pizza, claro, de esa forma precisamente) se ven. Pero claaaro, solo es una ‘salida de patas’ (¿parece que todos tenemos cara de cojudos en este mundo?) o sea fresh pues, si solo somos amigos, nos conocemos tan bien, nos queremos, puedo ir a su depa, y dormir un toque o vemos una película juntos, tal vez hagamos cucharita…AGUANTA. Oops! Creo que te acabas de tirar a tu ex. SÍ, ALUCINA. Felizmente solo eran PATAS. *SONIDO DE PLATILLOS*

Mientras pasa lo que pasa (no te voy a describir el acto sexual, compra tu película porno) no piensas en nada porque todo se siente tan familiar, tan sincronizado, tan bien…excepto que no. NO ESTÁ BIEN. ESTÁ MAL. ¿Por qué? PORQUE ES TU EX. Existen tres razones por las cuales tienes sexo con tu ex: Sigue leyendo